BUSCAR EN EL BLOG

PERFIL PERSONAL

Quien soy no es lo que hago. Sin embargo quien soy influye en lo que hago.
Ser, hacer, tener

Sin embargo, hay pocos perfiles que además de resumir lo que hacen, reflejan y se sinceran revelando quienes son. Es como si no diéramos valor a lo que somos. O como si no tuviéramos en cuenta que quienes somos infiere (o interfiere) en lo que hacemos profesionalmente y en los resultados que obtenemos (Observador-Acción-Resultados). 

En un impuso "sincericida" (con precedentes) ahí va mi presentación más informal y verdadera.


¡Hola! Soy Visi Serrano.

Permitidme agradecer en primer lugar a los señores Aurelio y Andrés Sabadell Martínez que mediante alquiler al Ayuntamiento de Donostia, se hicieran cargo de la explotación del antiguo balneario de la Perla para convertirlo en Sala de Fiestas, baile en el que se conocieron mis padres allá por los años sesenta.

Estos señores no saben la inimaginable confluencia de energías que generaron en este presente, porque  gracias a ellos y a otros factores, nací en 1971 a las 19:00 en la Clínica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Donostia (Gipuzkoa).
Tengo dos hermanas pequeñas: Itziar y Arantxa. Y a mí me pusieron Maria Visitación. Cuando me presento me suelen decir cosas como: "¡Ah, como mi suegra!". En su imaginario, mis padres esperaban un niño. Las monjitas que asistieron al nacimiento convencieron a mis padres para ponerme el nombre materno. El de mi ama, que con 11 años se vino a trabajar y vivir a Donostia, nació en un pueblecito de Valladolid, Valdearcos de la Vega, y menos mal que no se indagó más porque entre los 15 hermanos y hermanas que tuvo, podían haberse barajado: Trifona o Fulgencia, o el de la abuela Ciriaca. 
Hasta que me independicé, viví en el Barrio de Amara y allí, en el piso familiar 40 m2, el Parque Pequeño, en Morlans y el Monte Pela, están los recuerdos de mis juegos con mis hermanas, de las Navidades, cumpleaños, carnavales y de los amigos y amigas más antiguos.
Estudié en la Facultad de Psicología de la vieja Zorroaga. Mi época universitaria supuso un antes y un después en mi desarrollo profesional y personal, me dejó grandes recuerdos y buenos amigos que aún conservo. 

Antes de terminar la carrera conocí a Kepa. Permitidme una sugerencia, no digáis nunca de este agua no beberé. Celebramos nuestra boda en la gruta de Lourdes en el barrio del Antiguo en Donostia acompañados por nuestros familiares y amigos más queridos (40 personas). Hemos vivido en Pasai San Pedro (Gipuzkoa) hasta que trasladamos nuestro domicilio a Usurbil (Gipuzkoa). A su lado he aprendido fundamentalmente a valorar más el tiempo, a ceder, a pedir perdón, perdonar y a mirar más allá de mi propia nariz (en esto último sigo trabajando)
Desde el 2014 vivimos en Hondarriabia. Donde decidimos ampliar la familia, convirtiéndome en madre humana de Kai, una hembra de cairn terrrier de cuatro años, terca como buen terrier a quien dicen las malas lenguas me parezco bastante. Adoro a los perros y a los animales en general. No como ningún tipo de mamífero ni aves. Tampoco tomo lácteos ni huevos.
Hace poco, mi madre, mi querida madre falleció como consecuencia de un tumor cerebral. La echo mucho de menos. En tres meses se fue. Pude acompañarla todo ese tiempo y pudimos decirnos adiós y decirnos muchas veces "te quiero" y "estaremos bien". Su modo de despedirse ha sido la mejor lección de vida que me ha podido dar.
Soy socia de la Asociación por el Derecho a Morir Dignamente.  Defiendo especialmente, el derecho de las personas con una enfermedad terminal e irreversible a decidir sobre su propio devenir. Considero fundamental que para vivir tenemos que morir mejor y sin sufrimiento. Me muestro activa en la defensa y el respeto del derecho de toda persona, si así es su deseo expreso, para disponer con libertad de su cuerpo y de su vida pudiendo elegir libre y legalmente el momento y los medios para finalizarla sin sujetarse a opiniones o directrices ajenas. 

Me estoy poniendo muy seria. A ver...


¿Más cosas sobre mí?
  • Me parto de risa con los Monty Python y la literatura del absurdo
  • Para escuchar y no interrumpir tengo que hacer muchos esfuerzos me muerdo físicamente la lengua porque tengo "diarrea verbal"
  • Me defino también como optimista y paranoica al revés porque, adaptando la cita de Salinger, siempre pienso que los demás están planeando cosas buenas para mí
  • Me gusta el rock de Los Suaves, Leño, Extremoduro, Platero, Marea, Barricada, AC/DC, Thin Lizzy y el heavy metal de los Iron Maiden.
  • Las preguntas me generan más preguntas
  • Me encanta reformular: "A ver si te entendido bien...."
  • Solo mis clientes, equipos, alumnos o amigos conocen el significado de ciertas palabras y frases que utilizo: baldosa, enanito cabrón, coyote, ACME, fuera del agua del iceberg, hagamos el calimero, entre otras
  • Tengo un trastorno del neurodesarrollo, en concreto #TDA (sin hiperactividad), al que también saco rendimiento: energía y entusiasmo que impregno o contagio al iniciar proyectos, hiperfoco en temas de mi interés (alta concentración), proactividad y reactividad, creatividad e ingenio, pensamiento divergente, búsqueda de nuevos enfoques, actitud positiva ante el cambio, el caos y la falta de recursos, olvido de discusiones y conflictos, entre otras. 
Y ya que has llegado hasta aquí, ¿le echas un vistazo a mi historial profesional y me ayudas a socializarlo?