Visión

¡Uve de Viernes!.

El martes, en la T4 del Aeropuerto de Madrid, a las 22:00 de la noche, leo mientras espero a que el retraso de una hora "por causas técnicas" se resuelva. La viñeta adjunta surge tras leer un capítulo de Nuevas Organizaciones en tiempos de caos de Tom Peters.

Del mismo destaco el siguiente párrafo:

A: Quien corresponda

De: ...... No quiero seguir vegetando en una empresa mal gestionada, peor organizada y tan idiota que lo único que haces allí es perder el tiempo. Ni en una organización en que haga falta ser vicepresidente para tener ventana. Quiero llevar mis perros al trabajo, por lo menos los sábados, y si me pongo a cantar "La Bamba" a las cuatro de la tarde, quiero un par de personas que me hagan coro, y que no me miren de reojo. Quiero trabajar cooperativamente en un equipo. No me importa mucho en qué trabaje la empresa, pero cuanto mayor sea su conciencia social, mejor. Quiero un ambiente de honradez, de ayuda mutua, de juego limpio, de alegría. Soy verdaderamente buena en lo que hago y voy a encontrar un lugar verdaderamente bueno en el que hacerlo. Quiero horario flexible y sitio para hacer ejercicio y beneficios sociales y muchas oportunidades de aprender. ¡También quiero árboles y sitio para aparcar! 


 Firmado: Yo
Creative Commons License Viñeta: autoría propia
Artículo publicado en 1993 en la revista Inc. recogido por T. Peters en su libro Nuevas organizaciones en tiempos de caos. Adaptación libre.

Comentarios

Economía Sencilla ha dicho que…
Jaja, menos mal que he visto en pequeñito que era una adaptación de un artículo de Peters, que ya estaba pensando: Uff, cómo está Visi, a ver si encuentra otro trabajo...

Un abrazo
Pablo Rodríguez
Alberto Barbero ha dicho que…
Aunque será cierto lo que dice Pablo, en el segundo escenario de interpretación a tu dibujo y post quizás podríamos entendernos y colaborar ;)
Visi Serrano ha dicho que…
¡Que conste que me encanta mi trabajo y estoy a gusto donde trabajo! No proyecteis intenciones que no son mías, jajajaja.

Estaba justo re-leyendo en el aeropuerto el capitulo sobre la empresa curiosa de Peters. Me parece un buen tema para un post. Destaca el valor de la empresa repleta de gente extravagante y diferente, divertida, intensa, que en sus tarjetas de visita se lea: "gestor de la vitalidad" o "maestro de la locura".

¿Estamos en tiempos raros, no? ¿Y si de ella nos sacara la gente rara, apasionada por lo raro que hace cosas energicas, chispeantes y enloquecedoramente grandes y grandes?

Hoy estoy hiperactivamente cansada. Feliz finde!