Ir al contenido principal

Apreciar lo bueno

Sin entrar en detalles y desde un enfoque víctima, os diré que he tenido una semana horrible. ¡Como si la semana tuviera alguna responsabilidad sobre las cosas que me pasan!. Si me hubiera dejado llevar por esta actitud seguramente no habría tenido la oportunidad de valorar muchas de las cosas que tengo delante de mis ojos: un trabajo que me gusta, que me realiza y me permite pagar la hipoteca y sufragar otros pequeños lujos; un compañero que me quiere y me lo demuestra cada día; unos padres dedicados que regresan en autobús de sus vacaciones con una maleta repleta de verduras y frutas para su prole.  U otros detalles más pequeños, como el hermoso amanecer de hoy mismo. O apreciar otras agradables sorpresas, como el contenido de un correo enviado por una persona participante de un grupo en formación y que se está preparando para obtener una certificación muy concreta. Una compañera y yo misma hemos facilitado el módulo que tiene que ver con trabajo en equipo y la organización de su futura actividad. Con su permiso y mi agradecimiento más sincero comparto el contenido de su correo en este medio.


Saludos Visi,

mi nombre es A.L. del curso "xxxxxxxxxxxxxxx" de XXXXXXXXXXXXX.

Hasta ahora no nos hemos puesto en contacto pues entre que el curso es muy concentrado y hemos empezado con los exámenes, el tiempo se nos ha pasado volando.

Puesto que tú, amablemente, nos diste tu correo y teléfonos, yo, como portavoz del grupo hago lo mismo y en un archivo adjunto te paso e-mailes y teléfonos.

En general el curso nos está resultando demasiado concentrado en materia teórica y muy liviano en práctica, (sobre la cual apenas hemos hecho). Esto nos crea una gran incertidumbre pues el trabajo que vamos a desempeñar va a ser totalmente práctico...

Y además, para poder acceder a las prácticas tenemos que pasar todos los exámenes. El grupo es muy variado en carácter y estudios y esto de tener que hacer exámenes enerva demasiado a algunas de las chicas.

Por lo demás tu materia me pareció muy interesante y particularmente a mí me vino de perillas. Son temas los de la empatía y asertividad que siempre me han interesado y han intentado inculcarme en casa,  (no con estos nombres...).

Algo que me gustó también fue el sistema de vuestro módulo pues siempre he querido participar en cursos de este estilo.

Por otra parte, te envío mi página de facebook, está enfocada al ocio y entretenimiento. Algún día he de preparar uno enfocado  al trabajo. Para ello he empezado a curiosear twitter pero necesito  tiempo..., me he hecho seguidora de tu página que por lo poco que he visto me ha parecido que tiene cosas interesantes para echar un vistazo.

En fin, Visi, muchas gracias tanto a ti como a I. por vuestros conocimientos y vuestra paciencia.

Espero que todo os vaya estupendamente tanto profesionalmente como en vuestra vida en general.

Un caluroso abrazo,

AL
.........................................
Hola XXX.

¡Te recuerdo perfectamente!. Te he reconocido primero en la foto siguiéndome en Twitter y de vuelta de las vacaciones me encuentro con tu amable correo.

¿Cómo van esos exámenes? Envía un fuerte abrazo y todos mis ánimos a todas las personas del grupo.

Recordad que para ser competentes en vuestro trabajo en el área XXXXXXXXX necesitáis conocimientos y para ello las lecturas, los exámenes, escuchar la experiencia de otros puede ayudaros. Como cuando aprendimos a conducir, necesitamos una mínima teoría. El saber no ocupa lugar y en vuestro caso dignifica una profesión con una certificación propia. Porque sin formación y sin conocimientos no se debería realizar funciones como las que váis a ejercer. Además podéis además sentiros orgullosas, ¡sois la primera promoción!. Pero como bien sabéis, tener conocimientos no es suficiente para ser competente.

También necesitamos querer hacer. La actitud, la motivación interna, la querencia para lograr lo que deseamos y perseguir nuestros sueños. Tengo una amiga que le falta la movilidad de dos dedos en una mano. Le han gustado las motos desde siempre y ha llevado ciclomotor durante muchos años. Su sueño era manejar una moto de más cilindrada, incluso llegar a practicar en circuito y competir. ¿Os imagináis que hubiera ocurrido si se deja llevar por los consejos bienintencionados de su familia o por el victimismo? Que nunca hubiera podido alcanzar su sueño. 

Al contrario, desde el protagonismo y sin excusas ha perseguido su sueño e incluso ha ganado (para orgullo de quienes la queremos) varios premios en su categoría y cilindrada.

Me hago cargo de la incertidumbre que comentas, respecto a la práctica. Porque para ser competentes necesitamos practicar, experimentar, equivocarnos, pedir ayuda con humildad, observar, pedir información sobre cómo hacemos las cosas, etc. Todavía recuerdo el verano recién aprobado el examen como auxiliar sanitario (fp1) me contrataron para trabajar durante dos meses en el hospital de Aranzazu en Donosti. Tenía 18 años y me asignaron a neonatos….. 

Recuerdo que el primer día tuve que acercar a un recién nacido de la incubadora a los brazos de su madre para que ésta le diera el pecho por primera vez. La escena se completaba con un padre emocionadísimo grabando la escena con una cámara. ¡Vaya papeleta! Cogí aire y confianza, en mí, en el deseo de la madre por alimentar a su hijo y en el instinto del bebé para agarrarse fuertemente a la teta de su madre y a la vida.

Quiero animaros y trasladaros con estas letras que cada una de las personas del grupo puede lograr lo que desea siempre y cuando persiga activamente su sueño -sin excusas- y realice las acciones necesarias en pos del logro del mismo. Y si no me creéis aquí encontraréis a un video de una persona con mucha más autoridad moral que yo para convencer y emocionar (¡¡¡preparad pañuelo!!!).

Por cierto, preservando tu anonimato, me gustaría pedirte permiso para publicar tu correo y estas letras.  ¿Cómo lo ves? Adjunto qué y cómo lo publicaría.

Gracias por tus amables palabras y por compartir conmigo vuestras inquietudes.

Un cordial saludo,

Visi


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Comunicar nuestra marca personal 2 de 3

¿Cómo contamos lo que somos y cómo debemos hacerlo?

EL EMISOR Y EL RECEPTOR COMO OBSERVADORES DISTINTOS DE LA REALIDAD. De la función parlante a las competencias conversacionales.
Maturana propone, por último, que el proceso de construir la realidad puede ser entendido como un fenómeno conversacional, entendiendo por conversar el “entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar”. Las competencias conversacionales permiten a quienes queremos trasmitir nuestra imagen de marca comprender a nuestra audiencia, clientes y clientas, público objetivo o interlocutores o inteelocutoras desde una escucha activa, y generar un habla que proponga e indague desde el respeto.
Se requiere desarrollar competencias conversacionales entendidas como aptitudes y actitudes para establecer conversaciones que logren expandir el horizonte de posibilidades y la capacidad de acción propia y de las demás persopnas
Las competencias conversacionales son habilidades para escuchar, hablar asertivamente, consensuar signi…