BUSCAR EN EL BLOG

Organización de eventos: eventualidad y programación


La palabra evento proviene del latín eventus, que significa acontecimiento, suceso, eventualidad única e irrepetible.  Si bien un evento es –por definición de la Real Academia Española- un acaecimiento, una eventualidad, un hecho imprevisto, también es un suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva. 

La eventualidad de un acontecimiento que ha sido programado

Me gusta este aparente contrasentido.  Lo eventual de un evento es un intangible que excede deliciosamente al organizador. Asumimos que nuestros esfuerzos de planificación al detalle es una mera ilusión de control. Nos dejamos sorprender por lo que ocurra, confiando y permitiendo que del caos surja y suceda algo mejor que lo programado. 


Mirado así, cualquier evento es una oportunidad única e irrepetible para generar experiencias memorables, eso es un evento. Y estas experiencias se quedan grabadas en la mente de los participantes por siempre. ¿No es esto lo que sueña toda marca?

En este enlace podrás descargarte herramientas colaborativas para planificar eventos.

Comentarios