Ir al contenido principal

5 ideas peregrinas. Todo por la pasta: #money28e


El 28 de enero tuve la oportunidad de participar en el primer taller abierto que las personas de #redca organizaron dentro del IV taller de de la Red de Consultoría Artesana. El sugerente título Todo por la pasta -y el opaco mundo de las finanzas artesanas -nos atrajo a una treintena de personas. Reunidos en las instalaciones de Eutokia conformábamos un grupo deliciosamente variopinto pero unidos por una actitud parecida a la hora de apreciar nuestra profesión, el trabajo y las relaciones con los demás. 

Muchas gracias a todos y a todas por la acogida y la conversación.

Me queda el reto de integrar mis ideas peregrinas tras el taller con las interesantes reflexiones post evento que se pueden ir consultando por aqui. Mientras tanto transcribo algunas de esas ideas por si son de interés y pueden hibridar en algún espacio y lugar:

   1. Ganar menos= trabajar menos y mejor.

   2. Búsqueda de estrategias creativas, diferenciadoras que nos ayuden a bajar más nuestra estructura de costes (co-working). En este punto estoy investigando las posibilidades de figuras jurídicas (?) alternativas y legales tras una conversación del lunes pasado con un grupo de nuevos emprendedores.

   3. Reflexionar sobre quienes son mis clientes, desde la base de con quien si quiero (y me pone) trabajar.

   4. Valorar la incertidumbre económica como un reto y la oportunidad de co-crear escenarios diferentes y alternativas con otros profesionales
  • intercambio de servicios; elaboración/préstamo/regalo de materiales; 
  • supervisión durante el proyecto; 
  • apoyo en la preventa (información, acompañamiento, revisión de propuesta..); 
  • proyectos integrales y en colaboración con otros que aporten más valor y diferenciación (¿marca común?); 
  • recomendaciones/publicitar a otros; 
  • invitar a otros compañeros a mis proyectos para feedback/compartir conocimiento/pedirles que me permitan acompañarles a los suyos; 
  • préstamo/intercambio de espacios para reuniones o intervenciones; 
  • sesiones de feedback; 
  • ayuda en momentos de crisis/punta de producción/problemas con el proyecto/enfermedad/problemas familiares (¿banco del tiempo?); ...
    5. y también con clientes
  • programas/proyectos consorciados entre varias empresas; 
  • presupuestar/facturar inspirados en  modelo Radiohead
  • compartir riesgos; 
  • facturar en base a determinados resultados; 
  • igualas/ mensualidades; 
  • aplicar filosofía o economía Robin Hood (precios democráticos); 
  • personalizar los precios; 
  • proyectos pozos negros; 
  • participar en proyectos con poco o ningún margen de beneficio económico para aprender/investigar/experimentar; 
  • diseñar oferta ajustada al presupuesto verbalizado por cliente; 
  • invertir en la oferta (tiempo, diagnóstico exprés); 
  • presupuestar unidad mínima de servicio; 
  • buscar modelos alternativos de remuneración (entrada en otros clientes, intercambio de servicios, materiales, acceso a formación/ invitación a foros..)...

Me diréis que algunas de estas ideas, están poco aterrizadas, ya avisé que eran peregrinas. Y en todo caso, propias de una paracaidista que está re-encontrándose con  el disfrute de volar.

Nos leemos.

4 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Comunicar nuestra marca personal 2 de 3

¿Cómo contamos lo que somos y cómo debemos hacerlo?

EL EMISOR Y EL RECEPTOR COMO OBSERVADORES DISTINTOS DE LA REALIDAD. De la función parlante a las competencias conversacionales.
Maturana propone, por último, que el proceso de construir la realidad puede ser entendido como un fenómeno conversacional, entendiendo por conversar el “entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar”. Las competencias conversacionales permiten a quienes queremos trasmitir nuestra imagen de marca comprender a nuestra audiencia, clientes y clientas, público objetivo o interlocutores o inteelocutoras desde una escucha activa, y generar un habla que proponga e indague desde el respeto.
Se requiere desarrollar competencias conversacionales entendidas como aptitudes y actitudes para establecer conversaciones que logren expandir el horizonte de posibilidades y la capacidad de acción propia y de las demás persopnas
Las competencias conversacionales son habilidades para escuchar, hablar asertivamente, consensuar signi…