Ir al contenido principal

La cultura del ejemplo



Caloryn Taylor es una experta en desarrollo organizacional a través del cambio cultural. En Walking The Talk define la cultura como un conjunto de creencias, valores y comportamientos que llegan a ser la forma de vida de una organización.

Para ella la cultura, se forma a partir de los mensajes sobre lo que es realmente valorado aquí y cómo hacemos las cosas aquí.

La mayoría de las empresas reconoce que la implementación exitosa de su estrategia depende de sus personas.

Pero curiosamente, no ven la cultura como una estrategia esencial para el éxito.
  • Líderes que dan ejemplo.
  • Valores compartidos que guían decisiones.
  • Una filosofía de trabajo que asegura el compromiso interno y el entusiasmo.
  • Pocas compañías consideran que su cultura es o puede ser una ventaja competitiva, Y que además, es una ventaja dificil de copiar.
No obstante, los nuevos miembros las advierten con claridad.

¿Que pueden hacer un líder para cambiar algunos elementos de la cultura de su empresa o equipo? 

Propongo 3 pasos concretos, baratos que envían fuertes mensajes sobre la cultura que se desea y que van mucho más allá de las palabras ganando a los ojos de los demás la credibilidad para liderar el cambio:

Fundamentalmente...

1. Ser el cambio que deseas ver en el mundo

La cita se atribuye a Gandhi. El comportamiento de los líderes cala en el resto como una lluvia fina. Por lo tanto, éstos no pueden esperar a que los demás cambien sin cambiar primero alguna característica específica del propio comportamiento. Es importante comunicar a los demás que estás tratando de hacer ese cambio y que ese nuevo comportamiento va a ayudar a la empresa a alcanzar determinado objetivo estratégico. No hay que tener miedo a solicitar la ayuda necesaria o feedback si se retoman viejos hábitos.

Por ejemplo: Quiero aprender a escuchar las opiniones de los demás. Creo que esto es importante para nuestro negocio porque la gente a la que superviso o con quien despacho está más cerca del cliente de lo que estoy yo, y por lo tanto sus puntos de vista nos ayudará a estar más orientado al cliente. Si me ves caer de nuevo al viejo de dar mi opinión el primero, por favor, te ruego que me lo indiques

2. ¡Cambiar la forma en que diriges las reuniones! 

Las reuniones consumen una parte tan importante del tiempo en las empresas, y una clarificadora pista de cómo se hacen las cosas aquí, que nos da muchas pistas de cómo es la cultura de la organización. Por todo ello por lo que introducir un cambio es muy visible. 
  • Iniciar y finalizar las reuniones a tiempo envía mensajes fuertes sobre la rendición de cuentas y disciplina
  • Cambiar el orden de la programación de los temas envía mensajes acerca de un cambio en la jerarquía de valores. Por ejemplo, hablando de seguridad antes de presentar los resultados del mes dice que la seguridad es el tema más importante para la organización. O el orden de intervención de los participantes sobre el área.
  • Compartir un objetivo establecido para cada tema planificado envía mensajes acerca de la eficiencia
  • La introducción de una regla sobre el uso de portátiles, móviles y smartphones durante la reunión y la conveniencia de estar apagados que envía un mensaje sobre el deseo de escuchar.
  • etc.
3. Hacer un cambio significativo en su equipo

Mi estrategia preferida es incorporar a alguien nuevo al equipo de dirección que ya esté alineado o que sea un representante de la cultura hacia la que se quiere navegar,

De manera que, si desea orientarse hacia una cultura orientada hacia la innovación, incorpora al equipo a una persona que haya trabajado en una empresa paradigma de la innovación

En ocasiones hay que invitar a bajarse del barco aquel miembro del equipo cuyo comportamiento debilita la cultura deseada.

Cualquier cambio en el equipo de dirección tiene una fuerte carga simbólica para el resto.

Fotografía: autoría propia
Pin It
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.