Ir al contenido principal

Liderazgo de equipos de proyecto


Junto con Amaya Sagasta de Promit estamos trabajando en un proyecto para formar en la gestión integral de proyectos a un colectivo de profesionales de una empresa que va a orientarse a trabajar por proyectos.

Cuando nos enfrentamos a la gestión por proyectos a nuestro juicio se hace necesario que el gestor del mismo realice determinadas actuaciones para atender por igual tres dimensiones:

La gestión técnica hacer referencias a que se gestionen todos los procesos de iniciación, diseño, ejecución,  control y cierre necesarios para la finalización del proyecto. Para ello necesita desarrollar una serie de competencias técnicas, atender no solo las fases del proyecto sino también las mejores herramientas para llevarlas acabo.

Para la gestión del equipo tendrá que realizar diferentes esfuerzos para dirigir al equipo humano. Tener desarrolladas las habilidades para la autogestión (autoliderazgo) y la dirección de personas y equipos facilitarán esta tarea.

Para la gestión del cambio tendrá que ocuparse de identificar las interacciones que el proyecto tiene durante su desarrollo con otras personas afectadas y colectivos implicados fuera y dentro de la organización. Comprender su punto de vista y partir de una actitud de enfoque múltiple ayudará al responsable de equipo a atender esta dimensión. 

En el diagrama trataba de expresar cómo algunas organizaciones proyectizadas o jefes de equipo atienden la gestión técnica del proyecto sin cuidar las necesidades del equipo y las personas afectadas. Los proyectos salen adelante a costa de las personas. Esta Jefatura técnica por llamarla de alguna manera lleva a lograr unos resultados mínimos porque no se ha aprovechado las diferentes sinergias y el potencial de las personas del equipo. Además crea sombra de futuro y en próximas ocasiones que tengan que colaborar la desmotivación será mayor con la consecuente afectación en los resultados.

En la caricatura luego estarían los Proyectos veleta: En otras ocasiones los proyectos pueden no avanzar porque se atienden sobremanera las demandas, exigencias variables de otros colectivos afectados por el proyecto. El responsable del mismo a petición de los afectados o por la presión de los patrocinadores modifica la planificación y el alcance, por lo que el proyecto se estanca para desesperación del equipo.

Y por último El club de campo: He conocido equipos de proyecto cuyo estilo de gestión está tan orientado a las personas y sus necesidades que se supedita la tarea y los resultados son mediocres.

Por lo tanto el liderazgo de un equipo de proyecto es una oportunidad excelente para conseguir resultados, a través de la dirección eficaz de las personas. 

Fotografía: autoría propia
1 comentario

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.