Ir al contenido principal

Cultura: cliente e innovación


Mapa de empatía del cliente: herramienta para entender las necesidades de clientes y usuarios
La innovación organizativa tiene que ver con configurar la empresa a través del desarrollo de entornos favorables que alineen personas, equipos de personas y organizaciones, en ámbitos sociales y territoriales concretos, en torno unas culturas de actuación y de valores concretos, que deberán pivotar sobre la innovación y el compromiso. 

La cultura es como la personalidad de una organización, la forma en que hacemos las cosas en este lugar. Algunas de estas formas impactan positivamente en los resultados comerciales y otras, no lo hacen


Una cultura centrada en el cliente es aquella que considera la comprensión íntima de las necesidades de quienes no pertenecen a la organización como fundamento de todas las decisiones

Centrarse en el cliente externo:
Comercializar productos y servicios poniendo la mirada en el cliente externo es una de las alternativas que valoran aquellas empresas que quieren ser competitivas y tener éxito en una situación económica, financiera y crisis de valores como la que atravesamos en este momento. Gran cantidad de palabras inútiles y las consecuencias negativas de la “reunitis”  desaparecen cuando la toma de decisiones se realiza siempre comprendiendo de qué manera tienen efecto sobre sus clientes y cómo serán recibidas por el exterior. 

Escuchar es la actividad principal. Se escucha al cliente y se escucha activamente a la primera línea, la que está en contacto directo con el cliente. Además ésta es alientada a relatar su experiencia con las respuestas de los clientes y su feedback. Las personas profesionales que atienden a clientes están valoradas y son reconocidas, se les ofrece autoridad y autonomía, a fin de que puedan responder a las singularidades de éstos. Las personas de estas organizaciones centradas en el cliente externo sufren los retrasos y el incumplimiento de compromisos con clientes por lo que cuidan estos aspectos con ímpetu e ingenio, para mejorar, manteniendo esa sensibilidad y empatía que les caracteriza hacia los demás.

Y van más allá del cliente externo:
Comprenden la importancia de los medios de comunicación online y offline como herramientas comunicacionales para clientes y personas empleadas. Reconocen el valor de su marca y se obsesionan por mantener su integridad, cuidando su impacto en el entorno y en el territorio o territorios donde desarrollan su actividad. Les importa la sustentabilidad: funcionan de manera sostenible sin dañar el mundo exterior. Valoran y trabajan en sus relaciones con la administración pública y otros entes reguladores.

Y esta actitud no solo se localiza en el área comercial o en las personas con responsabilidades comerciales. Justamente en los empleados/as cuyos puestos no interactúan directamente con el cliente también debe palparse esta sensibilidad, conociendo el efecto que su trabajo tiene en los clientes externos y en la imagen de marca. En organizaciones centradas en el cliente todo el personal posee el mismo conocimiento integral del cliente aplicando este conocimiento sobre la base de su puesto.


Fotografía: autoría propia
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.