Ir al contenido principal

Coaching para el desarrollo de personas y equipos. 3ª parte: ¡cuate aquí hay tomate!

Como anuncié en otras entradas, quisiera compartir algunas ideas en relación al coaching de equipo. Y en esta ocasión voy a huir de un enfoque más teórico para abordar este y los post siguientes de una manera más práctica y desde una perspectiva de aplicación. Me gustaría conversar en relación a tres de los últimos formatos que he incluido en las más recientes oportunidades de dinamizar este tipo de procesos. En concreto:
  1. Formato de Patrocinio en grupo.
  2. La aplicación del Teatro Foro
  3. Las reuniones delegadas
Y para inaugurar este post empezaré por desarrollar el ejemplo práctico de una sesión de Patrocinio en grupo.

Una de las funciones más importantes del coaching es la de dar apoyo al crecimiento personal y el cambio al nivel de identidad de la persona o personas que participan en este proceso. Se trata de una modalidad particular de relación de coaching conocida como Patrocinio y popularizada por Stephen Gilligan.

En líneas generales está relacionado con la promoción, con la generación de un contexto en el que se pueda actuar óptimamente, crecer y superarse. Proviene del latín, spondere (prometer) y era empleado para denotar a la persona que había asumido la responsabilidad del bienestar del otro (esposo y esposa tienen la misma raíz).

El Patrocinio a nivel de identidad consiste en el proceso de reconocer y aceptar (ver y bendecir) las características personales del otro. Esta clase de patrocinio implica buscar y salvaguardar en otros cualidades y potencialidades fundamentales, así como proveer las condiciones, el apoyo y los recursos necesarios para que el grupo o individuo patrocinados puedan expresar  desarrollar al máximo nivel sus cualidades y aptitudes únicas. En otras palabras,el patrocinio implica la promoción de la identidad única del cliente.

El patrocinio no tiene por qué provenir únicamente de una persona. He podido facilitar procesos de coaching en equipos naturales en los que de hecho, la experiencia de ser patrocinado queda a menudo intensificada y amplificada cuando procede de todo un grupo o equipo.

Voy a tratar de describir un proceso tipo, en el que un grupo de personas actúa como patrocinadoras de diversas creencias clave para otro miembro del grupo. Es un proceso que correctamente facilitado e introducido tiene un profundo impacto positivo en el receptor y en las personas del equipo.

  1. Un miembro del grupo se presta voluntario como receptor y las personas miembros restantes actúan como patrocinadoras. Éstas se colocan alrededor de la persona receptora, una enfrente, otra detrás, y las otros dos restantes a cada lado.
  2. La persona receptora ha seleccionado previamente algún cambio positivo para el que quiere recibir apoyo del equipo. También puede compartir algún sueño, proyecto o cualidad o potencial que le gustaría desarrollar (viaje del héroe).  Reflexiona acerca de los recursos internos que le pudiesen ayudar a alcanzar ese estado deseado. A saber y en palabras de Gilligan promovedor del Coach de patrocinio: (i) fuerza: poder, determinación, ferocidad para mantener el compromiso; (ii) compasión: ternura, apertura, amabilidad para poder contactar con los demás; y (iii) humor: ganas de jugar, flexibilidad, creatividad para descubrir nuevas perspectivas.
  3. El receptor nombrará como considere a cada miembro del grupo patrocinador para cada una de las creencias necesarias e importantes para establecer la práctica, alcanzar el sueño o desarrollar potencial. Algunas de las creencias que suelo proponer son (como coach he de cuidar que cada patrocinador/a esté seguro de poder ver y sentir la creencia para la que se le ha pedido que actúe como patrocinador:  Eso es posible; Eso es deseable e importante para ti; Tú puedes lograrlo; Te lo mereces.
  4. Una persona tras otra, van diciendo en voz alta, de forma auténtica y congruente, la creencia para la que se le ha pedido que patrocinen para el receptor. Cuando todos los patrocinadores han verbalizado su correspondiente creencia, pueden ir cambiando de posición (por ejemplo en el sentido de las agujas del reloj) alrededor de la persona receptora, repitiendo su creencia desde otro ángulo. Así propongo repetir hasta que todo el mundo se encuentra en su posición inicial.
  5. Acto seguido todos los patrocinadores repetirán sus creencias al mismo tiempo que los demás, en cualquier orden y secuencia que deseen.
  6. Finalmente, y tras unos minutos repitiendo los mensajes, cada patrocinador “anclará” el suyo en el receptor tocándole al mismo tiempo que repite su creencia. Luego guardará silencio unos minutos manteniendo el contacto físico (ancla) con el receptor.
  7. Luego otra persona del equipo pasa a ocupar el puesto de la persona receptora y se repite el proceso, hasta que todos las personas del grupo hayan pasado por esta posición.
  8. Una variante de este procedimiento consiste en que cada patrocinador elija o sea elegido para comunicar alguno de los mensajes fundamentales del patrocinio: Existes; Te veo; Eres valioso/Eres importante; Eres especial/único; Tienes algo importante que aportar/tu contribución es importante; Eres bienvenido aquí; Perteneces a este grupo.   
Poniendo a varias personas miembros del equipo a actuar como patrocinadores de uno de los miembros del grupo para distintas creencias se crea un entorno en el que las personas pueden patrocinarse unas a otras buscando y reconociendo lo que aprecian en sus compañeros, tanto en su exterior como en su interior. Se trata de facilitar un espacio de calidad en el que las personas que componen un equipo practican la búsqueda y el reconocimiento de aquello que observen y les guste de sus compañeros de equipo.

¡Que disfrutéis! y que …
“… todo cuanto hagas sea hecho como si pudiera marcar la diferencia”
Guardar, compartir, imprimir, etc
Fotografía: autoría propia
6 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.