Ir al contenido principal

En crisis unos lloran y otros venden pañuelos 2/2


Algunas ideas que han verbalizado mis clientes cuando les solicito que sueñen e imaginen en presente una situación ideal en tiempos de crisis o de ERE:
  • Cuando participamos de negociaciones colectivas sectoriales tenemos la oportunidad de realizar una labor pedagógica y responsable para equilibrar los intereses en conflicto y dar valor a los intereses compatibles.
  • En plena Ere adoptamos elementos estratégicos de formación y recolocación·
  • Tenemos medidas para realizar un proyecto profesional para los trabajadores.
  • Contactamos con otras empresas para recolocaciones y todas los intereses se ven satisfechos .
  • Elaboramos un plan de acompañamiento e integración en otra empresa .
  • Valoramos la formación de los trabajadores para conseguir una mayor productividad cuando lleguen las épocas de bonanza, evitamos la desclasificación profesional y la necesidad de importar talentos de otras organizaciones, sectores o países.
  • Invertimos en formación porque entendemos que es clave para aumentar la productividdad y la empleabilidad de los trabajadores .
  • Ampliamos el perfil profesional del trabajador y la polivalencia del trabajo igual que en tiempos de no crisis.
  • Nos movilizamos y generamos sinergias internas y externas para reivindicar juntos y lograr una mayor implicación externa (Administración, proveedores...)
    Nos movilizamos y generamos sinergias internas y externas para reivindicar juntos y lograr una mayor implicación interna
  • Actuamos de forma constructiva y preventiva: La medidas no son de carácter reactivo, sino que son de carácter preventivo por lo que hay mayor confianza.
  • Tenemos un modelo de relaciones laborables dinámico, flexible, a gusto de todos..
  • Las cuestiones relacionadas con las condiciones de trabajo se negocian de buena fe con los interlocutores adecuados.
  • El empresario tiene un plus de flexibilidad en la gestión del empleo o de la flexibilidad, porque en épocas de no crisis prevalece en el trabajador.
  • Apostamos por flexi-flexi: tenemos la flexibilidad para adecuar la producción a las necesidades y promovemos que los trabajadores la disfruten para atender y conciliar su vida personal y familiar con la vida laboral.
Resumo los pasos de la propuesta.
  1. Apreciar, valorar lo bueno, positivo, que hemos percibido o estamos encontrando en plena crisis o en plena ERE.
  2. Soñar, visualizar un futuro ideal al respecto del tema en cuestión.
  3. Quedaría un tercer paso. El relacionado con pensar, diseñar e implementar acciones, programas y proyectos para alcanzar ese futuro preferido.
Que disfrutéis del fin de semana.

¡Pañuelos, vendo pañueeelooos!

Creative Commons License 
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.