Ir al contenido principal

1ª persona del plural: nosotros/as (Parte II)


Las razones para que la confianza interpersonal esté dañada en un grupo de trabajo pueden ser muchas. Pero no es esto lo que ocupa mis pensamientos esta semana y la segunda y última parte de esta entrada. Porque si existe la voluntad de todas las personas miembros del equipo la propuesta es ponerse manos a la obra y restaurar (en palabras de Covey) "las cuentas bancarias emocionales". Esta cuenta funciona exactamente igual que una cuenta en cualquier banco. En ella hacemos depósitos que aumentan nuestro saldo y por supuesto nos ganan intereses. Estas cuentas están dañadas, en números rojos y, en ocasiones, repletas de dinero falso.

Y el líder es quien tiene que traccionar con su ejemplo y colocarse al servicio de su equipo liderando este importante cambio. Para ello nada mejor que todos los miembros del grupo se ocupen de los pequeños detalles olvidados. También pueden recuperar el valor de cumplir con los compromisos (lo contrario es un gran retiro). Las expectativas tienen que quedar claras, es decir, cada persona miembro del equipo tiene que saber qué se espera de ella (para luego poder exigirle). 

Todo ello lo aderezamos de mayor integridad, no olvidando que cada uno crea confianza con los que están presentes, demostrando lealtad a los que no están presentes. Si tenemos que hacer un retiro, nada mejor que disculparse y darnos cuenta que lo que para unos puede ser un depósito para otros es un retiro. No solo se puede, sino que es necesario restaurar esa confianza perdida. Lo contrario es que el equipo se coloque en una situación de fragilidad tal que su existencia peligre, los resultados no se alcancen y las autoestimas queden seriamente dañadas.

Pronombre personal. Primera persona del plural: nosostros/nosotras.

Para finalizar os dejo con unos versos de Pedro Salinas. ¡Feliz semana!
Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres!
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.