Ir al contenido principal

Banco de favores

Hoy estoy aquí, dinamizando con  parte del equipo de Axialent, el evento. Asi que paso rápido y os dejo con un fragmento de El Zahir de Paulo Cohelo. Que disfrutéis del "finde".

"... Empiezo a hacer depósitos en su cuenta, estos depósitos no son en dinero, sino en contactos. Le presento a tal persona y a tal otra. Facilito ciertas negociaciones siempre que sean licitas, claro está. Usted sabe que me debe algo, aunque yo jamás llegue a cobrarle nada.

Y un día… Exactamente... Un día, le pido algo.

Usted puede decir que no, pero sabe que me lo debe. Hará lo que le pido, yo seguiré ayudándolo, los demás sabrán que Usted es una persona leal, harán depósitos en su cuenta; siempre contactos, porque este mundo esta hecho de contactos y nada más.

También le pedirán algo algún día. Usted respetará y apoyará a quien lo ayudó, al pasar el tiempo. Usted tendrá su red extendida por todo el mundo, conocerá a todos los que tenga que conocer, y su influencia aumentará cada vez más.

Pero puedo negarme a hacer lo que Usted me pide. Claro. El banco de favores es una inversión de riesgo, como cualquier otro banco. Puede negarse a hacer el favor que le he pedido, creyendo que lo he ayudado porque se lo merece, es Usted el mejor, todos nosotros tenemos la obligación de reconocer su talento.

Bien, yo se lo agradezco, se lo pido a otra persona en cuya cuenta he hecho depósitos, pero a partir de ese momento todo el mundo sabe, sin necesidad de decir nada; que Usted no merece confianza.

Puede progresar hasta la mitad, pero no progresará todo lo que pretende. En un momento dado su vida empezara a declinar, habrá llegado hasta la mitad, pero no hasta el final, está medio contento y medio triste, no es un hombre frustrado ni un hombre realizado"
Creative Commons License


NOTA: Un resumen de la ponencia de Carolyn Taylor sobre cultura innovadora publicado por Alberto Barbero
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Gamestorming: Misión imposible

Para cocrear algo verdaderamente nuevo, debemos poner a prueba los límites. En este juego, las personas participantes tomarán un diseño, un proceso, producto, evento o una idea que ya exista o a valorar, y cambiarán un aspecto fundamental que la convierte en imposible de funcionar y ser viable.  Por ejemplo: “¿Cómo produciríamos un X... en un día?”“¿Cómo creamos un X... sin Y?”“¿Cómo sería un X... sin Y?”
La pregunta debe formularse al grupo como un desafío Durante los siguientes treinta minutos los participantes trabajarán en parejas o en pequeños grupos, y desarrollarán enfoques para cumplir con ese imposible.