Ir al contenido principal

Si eres director/a general de una gran empresa no leas este post





¿Intuyes que un blog serviría de algún modo para apoyar los intereses de tu negocio? ¿Crees que podrías definir los objetivos de una estrategia de blogueo y ceñirte a ellos? ¿Estás dispuesto a contribuir con el ejemplo a que tu organización converse, se muestre más abierta, más transparente y más colaborativa?

Si eres director o directora general de una gran compañía no leas el Manual de uso del blog en la empresa de Alberto Ortiz de Zarate, conocido en la red como @alorza.

Si tienes responsabilidades de gestión en una PYME y además has respondido afirmativamente, y sin hacer trampa en el solitario,  a las cuestiones de la cabecera de esta entrada,  lamento darte una mala noticia. Perteneces a una de tantas empresas que ha llegado tarde a este movimiento. Y te sugiero que no pierdas ni un segundo más y que te pongas a leer los contenidos de este manual del que me piden hacer una reseña.

A lo largo de sus casi 100 páginas podrás conocer qué es un blog. Además, tendrás la oportunidad de saber porqué considerarlo una herramienta para la publicación de contenidos es ya un concepto superado. Descubrirás que un blog es incluso algo más que un medio de comunicación en Internet. Podrás saber porqué es considerado un estilo, una filosofía, una tendencia social.

En especial, sus contenidos te serán muy útiles como introducción en este mundo y competir en igualdad de condiciones con los grandes. Y todo ello  aprovechando las oportunidades de desarrollo que son facilitadas por las relaciones interpersonales.

Lo más relevante del manual es que además de conocer la anatomía de un blog podrás saber cómo ponerlo en práctica, eso si, partiendo del deseo de escuchar a tu comunidad.

¿A qué estás esperando?
  


6 comentarios

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Comunicar nuestra marca personal 2 de 3

¿Cómo contamos lo que somos y cómo debemos hacerlo?

EL EMISOR Y EL RECEPTOR COMO OBSERVADORES DISTINTOS DE LA REALIDAD. De la función parlante a las competencias conversacionales.
Maturana propone, por último, que el proceso de construir la realidad puede ser entendido como un fenómeno conversacional, entendiendo por conversar el “entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar”. Las competencias conversacionales permiten a quienes queremos trasmitir nuestra imagen de marca comprender a nuestra audiencia, clientes y clientas, público objetivo o interlocutores o inteelocutoras desde una escucha activa, y generar un habla que proponga e indague desde el respeto.
Se requiere desarrollar competencias conversacionales entendidas como aptitudes y actitudes para establecer conversaciones que logren expandir el horizonte de posibilidades y la capacidad de acción propia y de las demás persopnas
Las competencias conversacionales son habilidades para escuchar, hablar asertivamente, consensuar signi…